Britney Spears y su proceso legal contra su padre
Aunque la fama de Britney Spears ha sido un éxito evidente para muchos, la realidad entre ella y todo el reconocimiento es realmente oscuro.
Imagen tomada de @Britney00013

La realidad frente a la fama de Britney Spears es que no es totalmente feliz con la vida que lleva pues a pesar de que ha tenido demasiado reconocimiento por sus fans desde el inicio de su carrera.

Pues desde hace 13 años ha deseado que su padre reciba la condena necesaria por la tutela legal por controlar todos los aspectos de su vida.

«Quiero mi vida de nuevo» imploró la reconocida estrella durante una llamada telefónica en un juzgado de Los Ángeles en un proceso del año 2008 que fue cuando inició todo este proceso legal.

La artista explica que la tutela fue generada porque se sentía secuestrada por algo que trabajando ella sola se beneficiaba su familia y un grupo de abogados que llevan mucho tiempo recibiendo el dinero que ella ha ganado.

Artículo de interés

Kataluna Enriquez es la primera mujer transgénero en ganar el concurso Miss Nevada USA

Las condiciones a las que se enfrenta Spears es que no tiene libertad para hablar con la prensa, ofrecer entrevistas, casarse o formar una familia junto a su actual pareja.

Adicional a esto la misma cantante explicó «Tengo un DIU (dispositivo intrauterino) en mi cuerpo en este momento que no me deja tener un bebé, y mis tutores no me dejan ir al médico para que me lo saque»

Un caso alarmante se desarrolló en una presentación que se esperaba realizar en el año 2018, que finalmente no se presentó porque a la joven se le había suministrado una medicación que llegó a ser tan fuerte que se sentía drogada y era incapaz de tener una conversación, pero aun así tenía que asistir a los ensayos «Me gustaría demandar a mi familia y compartir mi historia con el mundo«.

El apoyo en las redes sociales no se ha dejado esperar, por medio del movimiento #FREEBRITNEY (Libertad para Britney) los fans y seguidores que apoyan la libertad financiera y en general de Britney han manifestado el inconformismo por medio de carteles con este Hashtag.

Finalmente en la última audiencia, un juez de la Corte Superior de Los Ángeles negó la petición de la cantante de destituir al padre de Britney como tutor del patrimonio, dicha fortuna se calculó en unos 60 millones de dólares.

Lastimosamente el fallo significa que dicho patrimonio debe seguir siendo controlado y conservado en parte por su padre Jamie Spears.

Puedes seguir a Mundo 7/24 en Facebook, Twitter e Instagram.

TE RECOMENDAMOS