Catarsis de una infidelidad

Estaba sentada con las manos temblorosas, no sabía si gritar, patear, llorar o salir corriendo, había días que lo había notado muy distante y decidí enfrentar la situación metiéndome a su celular

Lee mas