¿Vuelve crisis de violencia a Colombia?
Masacres en Llano verde, Cali y en Samaniego, Nariño, dejan al país en luto al conocerse la muerte violenta de 13 jóvenes, entre ellos niños.

A lo largo de esta semana se han dado a conocer muertes violentas que involucran a menores de edad y personas que no superan los 26 años. Situación que indigna al país de sobremanera, ya que se teme que vuelvan esos tiempos de violencia que acaban con la vida de muchas personas inocentes y que quedan atravesadas en medio de una guerra en la cual no hacen parte.

En Cali, niños entre los 14 y 16 años fueron encontrados muertos por sus familiares en una zona verde en horas de la noche. Todos eran amigos y según familiares y conocidos eran muchachos juiciosos, bailadores, jugadores de fútbol y no tenían nada que ver con el narcotráfico como se llegó a especular inicialmente por las autoridades.

Sus familiares denuncian que se debe investigar a los integrantes de la Policía Nacional, quienes conducían dos patrullas las cuales estuvieron cerca del lugar del asesinato antes de encontrar los cuerpos, pues en varios videos de testimonios de los familiares, se evidencia la presencia de cuatro policías y denuncian la alta probabilidad de su participación en la masacre cometida hacía sus hijos.

«En medio de la pandemia se ha visto en las fronteras que los grupos ilegales (…) están controlando a la población y amenazando a quien no cumpla con la cuarentena, al que no se confine, y están haciendo una labor que debería hacer el Estado», explicó el director de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), León Valencia.

Artículo Recomendado

PIB de China crece al +11,5% y hacen gran fiesta tecno en Wuhan

Días después sucede la masacre en Nariño, donde mueren 8 jóvenes entre 17 y 25 años, la mayoría de ellos estudiantes universitarios. Las víctimas se encontraban en una zona rural del municipio de Samaniego, a donde llegaron hombres armados a disparar indiscriminadamente.

Habitantes del lugar hacen responsables a los grupos armados al margen de la ley que operan en la zona, los cuales viven una guerra por el narcotráfico y armas. Aunque la ubicación de Nariño se presta para que se trafique madera, drogas y se preste para la minería ilegal, por sus fronteras con Ecuador y con el océano pacífico, aún no se establece si esta fue la razón de los asesinatos

El mismo día, horas antes del lamentable hecho, una adolescente había sido asesinada también a tiros en la misma zona, crimen que dejaría el total de 9 muchachos muertos.

«Hay una hipótesis que circula mucho en Cali y es que a Cristian lo mató la Policía y luego, para que no hablaran los cinco jóvenes que presenciaron el asesinato, matan a estos cinco jóvenes», dijo el director de (Pares).

Actualmente las autoridades se encuentran creando proyectos para la seguridad de sus pueblos y que este tipo de situaciones no se vuelvan a presentar. Ahora los colombianos esperan que se esclarezcan estos hechos para que no queden en la impunidad y sobre todo, para evitar que sigan pasando.

Puedes seguir a Mundo 7/24 en Facebook y Twitter, o suscribirte aquí a la Newsletter.

Fuente: Redacción Mundo 7/24,  Anyel Ruiz.

Puedes seguir a Mundo 7/24 en Facebook, Twitter e Instagram.

TE RECOMENDAMOS